logo

 

E D I T O R I A L

Teflón con vaselina

L a forma como al presidente/candigato le resbalan todas sus metidas de pata hace rato pasó de sorprendente a indignante.

Nadie se explica por qué el país es tan permisivo con el doctor Uribe, a pesar de sus incontables fiascos, entre los cuales se pueden contar: el fallido rescate a sangre y fuego del gobernador de Antioquia y el ex ministro Gilberto Echeverri; las prácticas de una modelito paisa en la Casa de Nariño; los oscuros episodios que han rodeado el proceso con las AUC; sus nexos con el cuestionado ex senador Carlos Náder; el bochornoso episodio con Yidis y Teodolindo en la aprobación de la reelección; la plata de La Gata en su campaña pasada; y el montaje con la entrega de los guerrilleros en el Tolima, con show de avión incluído, etcétera. Y podría mencionar más casos todavía, pero no vale la pena.

Y mientras que a la opinión pública nada de esto la perturba; a otro mandatario seguro lo habrían crucificado, o por lo menos lo habrían rajado en las encuestas. Pero tratándose de Uribe, no. La cosa es distinta, gracias a su capa de teflón recubierto con vaselina, que lo hace inasible.


 

 
 


COPYRIGHT © 2006 NEWS + DESIGN, LLC
Permitida la reproducción del contenido (excepto las caricaturas), citando la fuente.